Ladrillos

Quimex Ladrillo

Modo de Empleo

Las superficies a tratar deben estar limpias, libres de polvo y partículas sueltas, musgos y hongos. No deben contener restos de tratamientos anteriores que estén mal adheridos o con sustancias que puedan repeler la aplicación de QUIMEX LADRILLO. Mampostería de ladrillos nueva: curado mínimo 30 días, tratar con solución de agua y ácido muríatico (9:1) y dejar actuar 30 min. Enjuagar a fondo con abundante agua limpia hasta reacción neutra. Mampostería de ladrillos pintada: pintura bien adherida, lijar hasta eliminar la capa de pintura. Limpiar bien la superficie con un paño embebido en aguarrás. Pintura mal adherida, remover con espátula, lijar para emparejar; luego proceder como si se tratase de una mampostería nueva.

Usos

Para la aplicación recomendamos dar una primera mano de Quimex Ladrillo diluido a un 50% en agua, ya que es fundamental para su penetración en la porosidad de la superficie. La impermeabilidad total se logra con una segunda mano sin diluir. Es importante destacar la porosidad de la superficie debido a que pueden llegar a presentar mayor absorción. En estos casos, se debería aplicar una tercera mano pura hasta lograr el brillo deseado.