Rendimiento de aplicación

Rendimiento de aplicación

Rendimiento teórico:A partir del porcentaje de sólidos en un volumen de pintura puede calcularse el rendimiento teórico que se puede lograr para conseguir un espesor de película seca especificado.

Para expresar el resultado en metros cuadrados/kilogramo basta dividir por el peso específico de la pintura. Este rendimiento, y el correspondiente espesor de capa obtenido, se circunscriben al caso hipotético de superficies perfectamente lisas, en el supuesto que no se produjeran pérdidas durante la aplicación y admitiendo que el espesor de película seca sea regular y uniforme.

Rendimiento práctico:En la práctica, los consumos de pintura son siempre superiores a los que establece el rendimiento teórico debido a factores como superficies no perfectamente lisas a causa de irregularidades superficiales, restos de óxido y, fundamentalmente, a la rugosidad obtenida debido al chorro de arena.

Puede calcularse el volumen de pintura extra necesaria (o volumen muerto de pintura) midiendo la rugosidad del arenado, es decir, midiendo los picos iguales en forma de pirámide regular de base cuadrada con lado igual a la altura (perfil de rugosidad). La pintura debe llenar los valles del perfil de rugosidad hasta el nivel cero, a partir de donde conviene contar el espesor eficaz de pintura.

Este volumen muerto aumenta considerablemente el consumo de pintura sobre una superficie rugosa con relación a una superficie lisa.

Relación entre perfil de rugosidad y consumo de pintura en la práctica.

Espesores de película no uniforme Los espesores suelen ser irregulares especialmente junto a tuercas y remaches, cantos vivos y perfiles pequeños, lo que provoca un mayor consumo de pintura.

Tipo de superficie Las zonas de difícil acceso o con dificultades de aplicación disminuyen el rendimiento de la pintura por la imposibilidad de repartirla uniformemente.

Condiciones atmosféricas durante el pintado y sistemas de aplicación El consumo de pintura está muy condicionado en pintados al exterior, debido a la influencia de las temperaturas extremas. La aplicación a brocha y rodillo comporta generalmente menos pérdidas que a pistola. El viento también influye, particularmente en el pintado a pistola airless.

Pérdidas de pintura estimadas a distintas velocidades del viento y diferentes distancias de la boquilla al soporte (aplicación a airless).

Pérdidas de pintura en general También contribuyen a reducir el rendimiento los derrames y goteos durante la aplicación, los restos de pintura que quedan en los envases, mangueras… De acuerdo con las consideraciones descritas anteriormente, existen una serie de recomendaciones de tipo general para deducir los rendimientos prácticos de aplicación a partir de una aproximación teórica.

El rendimiento práctico de aplicación puede estimarse multiplicando el rendimiento teórico por dos factores de corrección: factor debido a rugosidad y factor debido a la aplicación. Sus valores dependerán, en cada caso, de las condiciones que se produzcan en la práctica.

Rendimiento práctico = Rendimiento teórico x fr x fa Donde: fr = factor rugosidad y fa = factor aplicación