Cálculo del punto de rocío

Cálculo del punto de rocío


El punto de rocío define la temperatura a la que condensa la humedad sobre el acero. Este nivel de temperatura condiciona la labor de pintado, pues no debe realizarse este proceso a menos que la temperatura de la superficie sea como mínimo 3°C superior al punto de rocío. Por ejemplo, si la temperatura del aire es de 20°C y la humedad relativa es del 80%, el punto de rocío se sitúa en los 16,5°C. En este caso, la temperatura mínima aceptable para pintar serían el resultado de 16,5 + 3, es decir, 19,5°C.

Existe una correspondencia entre la temperatura del aire, la humedad relativa y el punto de rocío. Por ejemplo, si en un tanque la humedad relativa es del 50% y la temperatura es de 16°C, el punto de rocío será de 5°C. En cambio, con la misma humedad relativa y una temperatura de 20°C, el punto de rocío subirá a los de 8,5°C aproximadamente.